El hecho de que en ocasiones se realicen operaciones fraudulentas y además se conozcan, no quiere decir que todos los implicados en la gestión de los residuos no sean honestos. Cada vez en mayor medida se controla y se documenta la “cadena” de gestión para garantizar su correcta recuperación o tratamiento.


     Los beneficios de reciclar son muy importantes: evitamos llenar los vertederos, la extracción de nuevas materias primas y se reduce el consumo energético y la emisión de gases contaminantes. Por lo tanto el esfuerzo de todos juntos merece la pena y tener fracciones más separadas, mejores fracciones nos va a dar mayores beneficios a todos. El hecho de que unos pocos no separen perjudica a los que realmente lo hacen bien.

     El sistema de trabajo en estas plantas está cada vez más automatizado. Si se pueden crear puestos de trabajo,  pero sobre unas fracciones ya previamente separadas. Si los residuos están mezclados no se puede sacar nada, no se pueden recuperar las materias primas. Es necesario que primero estén separados.

     Todos debemos contribuir, muchos pocos hacen que consigamos algo, si no separamos, tenemos que pagar más, pero el pequeño hábito es el que cuenta. Todos juntos, muchos pequeños  consiguen “algo”. Si yo no separo y mi vecino separa el perjuicio es para todos. Si separamos los dos el beneficio es para todos también.


     Las  empresas, tanto las grandes como las pequeñas,  tienen la obligación de recuperar y tratar sus residuos. Desde los envasadores, que además de la obligación de recuperar sus envases, deben pagar una tasa para que se recuperen, a sectores como la agricultura o la ganadería que producen muchísimo residuo. Todos tienen la obligación de tratarlos de determinada manera. Es obligatorio para todos.

     No es cierto.  Se utilizan camiones iguales para recoger las diferentes fracciones de residuos  y el mismo sistema de recogida por un tema de optimización de servicio, pero JAMÁS se recoge la basura mezclada.


     Los camiones son iguales por optimización. De esta forma hacen falta menos repuestos de contenedores, menos repuestos de camiones, menos camiones de reserva. Es una manera de obtener el mayor rendimiento del servicio al menor coste. Pero siempre se recoge todo por separado.

     Para pagar la tasa de basuras tu Ayuntamiento calcula cuánto cuesta el servicio. La recogida selectiva cuesta más dinero, pero también da unos ingresos. Cuanto menos recuperemos, menos ingresos vamos a tener y más va a costar. Ese coste  es el que se reparte entre los ciudadanos. Ayuda a tu Ayuntamiento a separar para que tenga más ingresos, para que eso reduzca costes y entre todos tengamos que pagar menos dinero.