Los vasos y copas de cristal no deben depositarse en el contenedor verde de vidrio porque contienen óxido de plomo, que les otorga ciertas características peculiares, como el sonido y el brillo Es lo que comúnmente denominamos “cristal”. El óxido de plomo no se puede fundir en los mismos hornos donde se producen los envases de vidrio. (Ecovidrio)

Cada ciudadano depositó en contenedor amarillo (331.400) una media de 11,3 Kg de envases. En el contenedor azul (168.400) 18 Kg de envases de cartón y papel. (Ecoembes)

El aluminio se deposita para su reciclaje en el contenedor amarillo.

Las pilas recargables aunque son contaminantes, pueden ser utilizadas hasta 500 veces según apunta un informe de Greenpeace México.

Un residuo de aluminio es fácil de manejar: es ligero, no se rompe, no arde y no se oxida, por lo mismo es también fácil de transportar. (ALUPORTAL. El portal del Aluminio)

Cada persona tira al año unos 35 kilos de vidrio. Si consiguiéramos reciclar la mitad del vidrio que se consume, obtendríamos un gran ahorro de materias primas, además de eliminar gran parte de la contaminación y de los residuos.

Reciclando vidrio se reducen los residuos que van a vertedero. 3.000 botellas recicladas son 1.000 kilos menos de basura que van al vertedero. (Ecovidrio)

El 83 % de la población separa los envases en sus hogares. (Ecoembes)

Reciclando vidrio se evita la extracción de materias primas. Reciclando 3.000 botellas ahorramos más de una tonelada de materia prima. (Ecovidrio)

Los envases de medicamentos no deben depositarse en el contenedor verde de vidrio. Los tarros y botellas de medicamentos entran en un circuito de reciclaje distinto al del resto de los envases de vidrio. (Ecovidrio)

Página 1 de 4