El aluminio se deposita para su reciclaje en el contenedor amarillo.

Un residuo de aluminio es fácil de manejar: es ligero, no se rompe, no arde y no se oxida, por lo mismo es también fácil de transportar. (ALUPORTAL. El portal del Aluminio)

El aluminio, al igual que el vidrio, puede ser reciclado infinidad de veces ya que no pierde su calidad y no cambia sus características químicas durante el reciclado. El proceso se puede repetir indefinidamente y los objetos de aluminio se pueden fabricar enteramente con material reciclado. (ALUPORTAL. El portal del Aluminio)

En 2011 se pusieron en el mercado 1.7 millones de toneladas de envases de plástico y se han reciclado 1,21 millones de toneladas de envases. (Ecoembes)

Cada ciudadano depositó en contenedor amarillo (331.400) una media de 11,3 Kg de envases. En el contenedor azul (168.400) 18 Kg de envases de cartón y papel. (Ecoembes)

La Unión Europea genera cerca de 8 millones de toneladas de residuos tecnológicos cada año y que el 75% de toda esa cantidad termina en África y Asia según informa el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Navarra, Juan Carlos Hernández.

Al utilizar aluminio recuperado en el proceso de fabricación de nuevos productos existe un ahorro de energía del 95% respecto a si se utilizara materia prima virgen ( bauxita ). (ALUPORTAL. El portal del Aluminio)

Los vasos y copas de cristal no deben depositarse en el contenedor verde de vidrio porque contienen óxido de plomo, que les otorga ciertas características peculiares, como el sonido y el brillo Es lo que comúnmente denominamos “cristal”. El óxido de plomo no se puede fundir en los mismos hornos donde se producen los envases de vidrio. (Ecovidrio)

Según un informe sobre papel hecho por la Junta de Andalucía la fabricación de papel reciclado requiere un 63% menos de energía y un 86% menos de agua que la creación de papel nuevo.

Con el reciclaje de papel y el cartón disminuimos la contaminación al reducir espacio en vertederos (70 kg. papel reciclado equivale a 1 m3) y las emisiones de CO2 de vertedero (Por cada kilo de papel y cartón que recogemos para reciclarlo, evitamos la emisión en vertedero de 900 gramos de CO2).